Re: PENSAMIENTOS POSITIVOS

35 respostes [Darrer article]
Anónimo
Re: PENSAMIENTOS POSITIVOS
Todo lo que hago me satisface profundamente

Nunca vamos a tener la oportunidad de volver a vivir este día, de modo que hemos de saborear todos y cada uno de los momentos. Hay riqueza y plenitud en todo lo que hacemos.

Cada momento del día tiene algo especial para mí, mientras sigo mis instintos superiores y escucho a mi corazón. Estoy en paz con mi mundo y con mis asuntos.

Opcions de visualització de comentaris

Selecciona la vostra manera preferida de visualitzar els comentaris i feu clic en "Desa la configuració" per activar els canvis.
Anónimo
Me dispongo a cambiar

Todos deseamos que la Vida y los demás cambien.

Pero nada va a cambiar en nuestro mundo mientras no estemos dispuestos a hacer cambios en nosotros mismos.

Muchas veces nos aferramos con fuerza a hábitos y creencias que ya no nos sirven de modo positivo.

Me dispongo a dejar marchar las viejas creencia negativas.

Sólo son pensamientos que me estorban.

Mi nuevos pensamientos son positivos y satisfactorios.
Anónimo
Mi vida es un espejo

Todas las personas de mi vida son reflejos de una parte de mí.

Los seres que amo reflejan mis aspectos amorosos. Las personas que me caen mal reflejan esas partes mías que necesitan curación.

Todas las experiencias de la vida son oportunidades para crecer y sanar.

Las personas de mi vida son verdaderos reflejos míos, y me brindan la oportunidad de crecer y cambiar.
Anónimo
Estoy dispuesta a dejar marchar

Sé que cada persona tiene en su interior una guía y una sabiduría divinas, de modo que no tengo por qué dirigirle la vida a nadie.

No estoy aquí para controlar a los demás, sino para sanar mi vida.

Las personas entran en mi vida en el momento adecuado, compartimos el tiempo que estamos destinadas a pasar juntas, y después, en el momento adecuado, se marchan.

Las dejo marchar con amor.

Libero a los demás para que experimenten lo que tenga sentido para ellos, y soy libre de crearme aquello que tiene sentido para mí.
Anónimo
Soy un ser digno de amor

A muchos de nosotros se nos enseñó el amor condicional.

Por lo tanto, creemos que necesitamos ganarnos el amor.

Pensamos que no somos dignos de que nos amen si no tenemos un trabajo fabuloso, una buena relación de pareja o un cuerpo perfecto.

Eso es una tontería. No tenemos necesidad de ganarnos el aire que respiramos; Dios nos lo da porque existimos.

De igual modo, tenemos el derecho de amar y ser amados. Somos dignos de amor por el simple hecho de existir.

No tengo por qué ganarme el amor. Merezco que me amen porque existo.

Los demás reflejan el amor que siento por mí.
Anónimo
Soy un ser único y acepto mi unicidad

No hay dos copos de nieve iguales ni dos margaritas iguales.

Cada persona es una joya excepcional, con dotes y capacidades únicas. Nos limitamos cuando tratamos de ser como otra persona. Disfruta de tu unicidad.

La competitividad y las comparaciones no tienen sentido, porque todos somos diferentes y así es como hemos de ser.
Anónimo
El poder está siempre en el momento presente

Aunque haga mucho tiempo que tenemos un problema, siempre podemos comenzar a cambiar en este momento.

Porque cuando cambiamos nuestra manera de pensar, también cambia nuestra Vida.

El pasado ha pasado y se ha acabado, y no tiene ningún poder sobre mí.

Puedo comenzar a ser libre en este momento. Los pensamientos de hoy crean mi futuro.

Estoy al mando; recupero mi poder.

Estoy a salvo y soy libre
Anónimo
Escucho con amor los mensajes de mi cuerpo

A la primera señal del más ligero malestar en tu cuerpo,  siéntate, cierra los ojos, haz tres respiraciones profundas, entra en tu interior y pregunta:

« ¿Qué es lo que necesito saber?».

Porque tu cuerpo está tratando de decirte, algo. Si te precipitas al botiquín, lo que le dices en realidad a tu cuerpo es:

«¡Cállate!».

Por favor, escucha a tu cuerpo; te ama.

Mi cuerpo está siempre trabajando para tener una salud óptima.

Mi cuerpo desea estar sano y entero. Yo colaboro con él y me convierto en una persona sana, entera y completa
Anónimo
Me dispongo a perdonar.

Si nos quedamos en una prisión de rencor justiciero, no podremos ser libres.

Aunque no sepamos cómo perdonar, podemos estar dispuestos a hacerlo.

El Universo responderá a nuestra disposici6n y nos ayudará a encontrar la manera.

Perdonarme y perdonar a los demás me libera del pasado.

El perdón es la respuesta a casi todos los problemas.

Es un regalo que me hago. Me perdono y me dejo en libertad.
Anónimo
Cada pensamiento que tengo está creando mi futuro

Siempre soy consciente de mis pensamientos.

Soy como un pastor de un rebaño de ovejas; si una se despista y se va por su cuenta, con amor la hago volver con las demás.

Si advierto en mi mente un pensamiento poco compasivo, nada amable, rápidamente lo reemplazo por uno compasivo y amable.

El Universo siempre escucha mis pensamientos y responde a ellos, y yo los mantengo tan limpios y claros como puedo.

El Universo apoya todos y cada uno de los pensamientos que elijo tener y creer.

En cuanto a lo que puedo pensar, mis opciones son ilimitadas.

Elijo el equilibrio, la armonía y la paz, y los expreso en mi vida.
Anónimo
Mi trabajo es profundamente satisfactorio

Cuando aprendemos a amar lo que hacemos, la vida se encarga de que siempre tengamos ocupaciones interesantes y creativas.

Cuando estamos preparados mental y emocional mente para el siguiente paso en la Vida, la vida nos mueve a darlo.

Hoy dale a la vida lo mejor de ti.

Hago lo que me gusta y me gusta lo que hago.

Sé que siempre estoy trabajando en el lugar que me conviene y con las personas adecuadas, y que aprendo todas las valiosas lecciones que mi alma necesita aprender.
Anónimo
Expreso mi creatividad

Todos tenemos una especial creatividad en nuestro interior.

Es un acto de amor por nosotros mismos dedicar tiempo a expresar esa creatividad, sea cual sea.

Si creemos que estamos demasiado ocupados para tomamos ese tiempo, nos perdemos una parte muy gratificante de nosotros mismos.

Mis talentos creativos, únicos y especiales, circulan por mí y se expresan de maneras muy satisfactorias.

Mi creatividad siempre está bastante solicitada.
Anónimo
Estoy a salvo cuando miro hacia dentro

Muchas veces nos asusta mirar nuestro interior porque pensamos que encontraremos a un ser terrible.

Pero a pesar de lo que nos hayan dicho, lo que encontraremos es un hermoso niño que ansía nuestro amor.

Avanzo a través de las opiniones y creencias de otras personas, y veo en mi interior a un ser magnífico, sabio y hermoso.

Amo lo que veo en mí.
Anónimo
Estoy a salvo, sólo es un cambio

Lo que creemos se convierte en realidad.

Cuanto más confiamos en la vida, más nos apoya.

Cruzo todos los puentes con alegría y soltura. «Viejo» se convierte en experiencias nuevas y maravillosas.

Mi vida mejora constantemente.
Anónimo
Me merezco lo mejor y ahora lo acepto

Lo único que nos impide tener lo bueno en nuestra vida es que creemos que no nos lo merecemos.

En algún momento de la infancia aprendimos que no nos merecíamos algo, y nos lo creímos.

Ahora es el momento de dejar marchar esa creencia.

Mental y emocionalmente tengo lo necesario para gozar de una vida próspera y llena de amor.

Por el simple hecho de haber nacido, me merezco todo lo bueno.

Reclamo y afirmo mi bien.
Anónimo
Es sólo un pensamiento, y los pensamientos se pueden cambiar

Las posibilidades más terribles que nos podemos imaginar sólo son pensamientos.

Con facilidad podemos negarnos a asustarnos de esa manera.

Nuestros pensamientos han de ser nuestros mejores amigos, pensamientos que nos configuren nuestro mundo de manera positiva.

Pensamientos consoladores, agradables, amorosos, amistosos, pensamientos risueños.

Pensamientos sabios e inspirados.

Ningún pensamiento del pasado me limita.

Elijo con atención mis pensamientos.

Constantemente tengo nuevas intuiciones y nuevas maneras de ver mi mundo.

Me dispongo a cambiar y crecer.
Anónimo
Confío en el proceso de la vida

Estamos aprendiendo cómo funciona la vida.

Es como aprender a utilizar el ordenador.

Cuando compramos nuestro primer ordenador, aprendemos los procesos básicos: cómo se enciende, cómo se apaga, cómo se inicia y cómo se termina un documento, cómo se imprime.

Y nos quedamos admirados de las maravillas que hace el ordenador.

Sin embargo, vemos que es mucho más lo que puede hacer cuando aprendemos más cosas sobre su funcionamiento.

Lo mismo ocurre con la vida.

Cuanto más aprendemos de su funcionamiento, más maravillas realiza para nosotros.

La vida tiene un ritmo y un flujo, y yo formo parte de ella.

La vida me sustenta y me proporciona sólo experiencias buenas y positivas.

Sé que el proceso de la vida me procura mi mayor bien.
Anónimo
Estoy en proceso de curación

Tu cuerpo sabe sanarse a sí mismo.

Quita la basura negativa que lo estorba y ámalo.

Proporciónale alimentos y bebidas nutritivos.

Mímalo. Respétalo.

Créate una atmósfera de salud y bienestar.

Permítete sanar.

Mi disposición a perdonar inicia mi proceso de curación.

Permito que el amor de mi corazón me bañe, me limpie y cure todas las partes de mi cuerpo.

Sé que merezco sanar.
Anónimo
Confío en mi sabiduría interior

Hay un lugar dentro de cada uno de nosotros que está totalmente conectado con la infinita sabiduría del Universo.

En este lugar están todas las respuestas a todas las preguntas que podemos plantearnos.

Aprende a confiar en tu yo interior.

Mientras me ocupo de mis asuntos cotidianos, escucho a mi guía.

Mi intuición está de mi parte, me acompaña siempre.

Sé que estará ahí en todo momento.

Estoy a salvo.
Anónimo
Tengo el espacio vital perfecto

Nuestra casa es siempre una imagen exterior de nuestro actual estado de conciencia.

Si odiamos el lugar donde vivimos, no importa a dónde nos mudemos, porque acabaremos odiando esa casa también.

Bendice tu vivienda actual con amor.

Agradécele que provea a tus necesidades.

Dile que te vas a mudar y que otras personas maravillosas van a venir a ocupar tu lugar.

Deja amor cuando te marches y sentirás el amor en tu nueva casa.

Mi casa está llena de vibraciones de amor.

Satisface todas mis necesidades y deseos.

Está situada en un lugar hermoso y tiene un precio que puedo pagar fácilmente.
Anónimo
Puedo liberar el pasado y perdonar a todo el mundo

Tal vez no queramos olvidar viejos agravios, pero aferrarnos a ellos nos mantiene estancados.

Cuando dejo atrás mi pasado, mi momento presente se vuelve más rico y pleno.

Me libero y libero a todas las personas de mi vida de los agravios del pasado.

Son libres y yo también lo soy para vivir nuevas y magníficas experiencias.
Anónimo
Nadie es culpable

Si nos ponemos en la piel de otra persona, comprendemos por qué se comporta de la manera como lo hace.

Todos hemos sido hermosos bebés, totalmente abiertos, con confianza en la vida, mucha autoestima y una sensación de valía personal.

Si no somos así ahora, es porque en algún lugar del camino alguien nos enseñó a ser de otra manera.

Podemos desaprender la negatividad.

Dejo marchar la necesidad de culpar a los demás y de culparme a mí.

Todos hacemos lo mejor que podemos con el entendimiento, el conocimiento y percepción que tenemos.
Anónimo
Dejo marchar todas las expectativas.

Si no tenemos expectativas concretas no podemos tener decepciones.

Si nos amamos y sabemos que sólo nos esperan cosas buenas, no importa qué venga, porque será bueno y gratificante.

Fluyo con la vida, libre y amorosamente.

Me amo.

Sé que en cada recodo del camino sólo me espera lo bueno.
Anónimo
Veo las cosas con claridad

La mala disposición a «ver» ciertos aspectos de nuestra vida puede nublarnos la vista.

Suele ser una forma de protegernos.

Los ópticos hacen poco para curar los problemas de la vista; sólo recetan lentes cada vez con más aumentos.

La mala alimentación también contribuye a empeorar la visión.

Dejo marchar todas las cosas de mi pasado que me nublan la vista.

Veo la perfección de toda la vida.

Perdono de buena gana; envío amor hacia mi vista y veo las cosas con comprensión y compasión.

Mi clara percepción interior se refleja en mi vista
Anónimo
Estoy a salvo en el Universo y la vida me ama y me apoya

Llevo esta afirmación en mi monedero.

Siempre que saco dinero de él leo:

«Estoy a salvo en el Universo, y la vida me ama y me apoya».

Es un buen recordatorio de lo que es verdaderamente importante en mi Vida.

Inspiro la plenitud y riqueza de la vida.

Con alegría observo cómo la vida me apoya abundantemente y me proporciona más bienes de los que puedo imaginar.
Anónimo
Equilibro mi parte masculina y mi parte femenina

Todos tenemos una parte masculina y otra femenina.

Cuando están equilibradas, estamos sanos y completos.

El hombre totalmente macho no está conectado con su lado intuitivo.

Y una mujer débil y frágil no expresa su lado fuerte e inteligente.

Todos necesitamos ambas partes, la masculina y la femenina.

Mi parte masculina y mi parte femenina están en perfecto equilibrio y armonía.

Estoy en paz y todo está bien.
Anónimo
La libertad es mi derecho divino

En este planeta, disponemos de una total libertad de elección.

Y nuestras elecciones las hacemos en la mente.

Ninguna persona, ningún lugar ni ninguna cosa puede pensar por nosotros si no lo permitimos.

Sólo uno mismo puede pensar en su mente.

En nuestra mente tenemos libertad absoluta.

Lo que elegimos pensar y creer puede cambiar nuestras circunstancias actuales hasta hacerlas irreconocibles.

Soy libre de tener pensamientos maravillosos.

Supero las limitaciones del pasado y penetro en la libertad.

Me estoy convirtiendo en todo aquello para lo cual se me creó.
Anónimo
Dejo marchar todos los miedos y dudas

Los miedos y las dudas sólo son mecanismos de retraso que nos impiden tener lo bueno que decimos desear en nuestras vidas.

Dejemos que se vayan.

Ahora elijo liberarme de todos mis miedos y dudas destructivos.

Me acepto y creo paz en mi mente y mi corazón.

Soy una persona amada y estoy a salvo.
Anónimo
La Sabiduría Divina me guía.

Son muchas las personas que no saben que en nuestro interior tenemos una sabiduría que siempre está de nuestra parte.

No prestamos atención a nuestra intuición y después nos preguntamos por qué la vida no nos funciona bien.

Aprende a escuchar tu voz interior.

Sabes exactamente lo que te conviene hacer.

Durante todo el día se me guía para que tome las decisiones correctas.

La Inteligencia Divina me guía continuamente en la consecución de mis objetivos.

Estoy a salvo.
Anónimo
Amo la vida

Todas las mañanas al despertar sé que ese día va a ser fabuloso, un día que nunca he vivido antes y que tendrá sus experiencias especiales.

Me siento feliz de vivir.

Tengo el derecho de vivir plena y libremente.

Doy a la vida exactamente lo que deseo que la vida me dé a mí.

Me siento feliz de vivir.

¡Amo la vida!
Anónimo
Amo mi cuerpo

Me encanta vivir en mi maravilloso cuerpo.

Se me ha dado para que lo use toda mi Vida; lo quiero y cuido amorosamente de él.

Mi cuerpo es algo precioso para mí.

Amo todas sus partes, por dentro y por fuera, las que veo y las que no veo, todos los órganos, glándulas, músculos y huesos, todas y cada una de sus células.

Mi cuerpo responde a esta amorosa atención dándome una salud y una vitalidad vibrantes.

Creo paz en mi mente, y mi cuerpo la refleja con una salud perfecta
Anónimo
Convierto todas mis experiencias en oportunidades

Cuando tengo algún problema, y todos los tenemos, inmediatamente digo:

«Sólo algo bueno va a resultar de esta situación, que se resuelve para el mayor bien de todas las personas implicadas.

Todo está bien y estoy a salvo».

Repito esta afirmación una y otra vez.

Eso me mantiene en calma y permite al Universo encontrar la mejor solución.

Muchas veces me sorprende comprobar la rapidez con que se soluciona el problema, de un modo que beneficia a todo el mundo.

Todo problema tiene una solución.

Todas mis experiencias son oponunidades para aprender y crecer

Estoy a salvo.
Anónimo
Estoy en paz

En lo más profundo de mí ser hay un manantial infinito de paz, semejante a un lago de montaña profundo y sereno.

Nadie, ni ningún caos exterior pueden tocarme cuando estoy en ese lugar.

En ese sitio estoy en calma, pienso con claridad y recibo ideas divinas.

Aquí estoy en paz.

La paz y la armonía divinas me rodean y viven dentro de mí.

Siento tolerancia, comprensión, compasión y amor por todas las personas, incluyéndome a mí.
Anónimo
Soy una persona flexible

La Vida es una serie de cambios.

Las personas rígidas e inflexibles en su manera de pensar a menudo se rompen cuando soplan los vientos del cambio.

Pero las que son como el sauce se doblan con facilidad y se adaptan a los cambios.

Si nos negamos a cambiar, entonces la vida pasará junto a nosotros y nos quedaremos atrás.

Así como un cuerpo flexible es más cómodo para vivir en él, así también una mente flexible es más cómoda para vivir en ella.

Me abro a lo nuevo y cambiante.

Cada momento me ofrece una nueva y maravillosa oportunidad de ser más quién soy.

Fluyo con la vida fácilmente y sin esfuerzo.
Anónimo
Ahora supero los miedos y limitaciones de otras personas

No soy los miedos y limitaciones de mi madre ni los de mi padre, ni soy tampoco mis propios miedos y limitaciones.

Son sólo falsos pensamientos que hasta ahora he llevado en mi mente.

Los puedo borrar con la misma facilidad con que limpio los cristales sucios de una ventana.

Cuando la ventana de mi mente está limpia, puedo ver con claridad los pensamientos negativos tal como son y puedo elegir eliminarlos.

Es «mi» propia mente la que crea mis experiencias.

Mi capacidad para crear lo bueno en mi Vida es ilimitada.
Anónimo
Mis pensamientos son creativos

He aprendido a amar mis pensamientos; son mis mejores amigos.

A todo pensamiento negativo que me venga a la mente le digo:

«¡Fuera!».

Ninguna persona, ningún lugar ni ninguna cosa tiene poder sobre mí, porque sólo yo pienso en mi mente.

Yo me creo mi propia realidad y a todos los que están en ella.